Proyección, versión Vilaweb.

sigmund-freud-barretinaMucho de lo que escribió Freud no ha sido especialmente útil o correcto (aunque sí influyente), y aquello que sí fue porque copió los mitos griegos (e.g. Narciso) que no son más que una gigantesca enciclopedia de simbolismos para describir la psicología humana. No obstante, un concepto con el que sí dio el clavo fue el de proyección, que es la idea de que atribuimos a otras personas nuestras cualidades, deseos, o formas de pensar. Las negativas, claro está. Dicho en términos practicos, que no es que veamos la paja en el ojo ajeno, sino directamente vemos la viga de tamaño industral, y justamente porque la tenemos nosotros. O, para usar el refranero español, “el ladrón cree que todos son de su condición.”

Es naturaleza humana que nos cuesta salir de nuestras cabezas, y que lo que duerme allí dentro lo aplicamos fuera como si fuera la verdad. Y, además, lo que es feo y no podemos admitir, lo proyectamos a los demás.

Continue reading “Proyección, versión Vilaweb.”

El narcisismo de las pequeñas diferencias.

Durante las Segunda Guerra Mundial, Alemania y Rusia se enfrentaron en un conflicto monstruoso, casi genocida. Décadas más tarde, los hijos y nietos de aquellos rusos van de vacaciones a Alemania y las relaciones entre ambos países son buenas. Durante esa misma guerra, EEUU arrasó Japón, pero apenas unos años más tarde los japoneses desarrollaron una poderosa fascinación por la cultura americana, y el recuerdo colectivo de destrucción se transformó en inspiración y mensaje de advertencia para películas sobre monstruos gigantes arrasando Tokio; todo ello apenas 9 años después de que aquello hubiera ocurrido de verdad. He conocido gente que ha tardado más en sobreponerse a un corazón roto.

Continue reading “El narcisismo de las pequeñas diferencias.”