Trivialidades y tertulianos.

Existe un nivel de decadencia superior a únicamente hablar de un monotema: hablar de trivialidades sobre el monotema.

Tanto ayer y hoy, mientras leo y escucho a comentaristas realmente ofendidos tratar trivialidades y hablar sobre los “errores” de que si tal juramento se hizo mal o bien, lo primero que me viene en mente es una frase: ¿Qué clase de error, al estilo equivocarse de calcetines o dejar abandonado a tu hijo en un coche cerrado? Porque hay errores y errores. Y aunque todos deben corregirse, no todos merecen la misma pasión.

Continue reading “Trivialidades y tertulianos.”